Montevideo. Un grupo de grandes empresas uruguayas dejó de recibir gas de Argentina debido a que la demanda doméstica de ese país se incrementó en los últimos días a causa de las bajas temperaturas que están afectando a la región, dijo el miércoles un funcionario local.

El corte del abastecimiento se verificó en un grupo de empresas con contratos interrumpibles, lo que significa que pagan menos el metro cúbico de gas a cambio de que el suministro pueda ser suspendido. Esas compañías ahora deberán apelar a combustibles alternativos.

El director de Energía de Uruguay, Ramón Méndez, dijo a Reuters que la situación ocurre cada año y que "las seis o siete" empresas afectadas consumen el equivalente a un "10% de la demanda residencial".

Sin embargo, Méndez aclaró que el suministro a los hogares permanecía intacto.

"No hay nada para estar preocupados. Argentina nos ha garantizado, y lo sigue haciendo, de enviar la cantidad de gas necesaria para cumplir con los clientes de contratos firmes (residenciales)", subrayó Méndez.

Los hogares uruguayos que tienen contratado el servicio son unos 45.000 y consumen hasta un máximo de 300.000 metros cúbicos por día, agregó Méndez.

En mayo, la demanda de gas de Uruguay se incrementó un 34,5% interanual, mientras que en los primeros 20 días de junio creció un 22,4%, según datos de MontevideoGas, empresa de la petrolera brasileña Petrobras que distribuye gas natural en Uruguay.

El presidente del sindicato de MontevideoGas, Alejandro Acosta, dijo al diario El País que le preocupa que pueda faltar el suministro para los clientes residenciales durante los próximos dos meses.