Madrid. Una delegación de doce empresas del sector ferroviario español viaja esta semana a Brasil, bajo la coordinación de la Asociación Ferroviaria Española (Mafex), para impulsar su presencia en este mercado y mejorar sus opciones de participación en los grandes proyectos de infraestructuras del país.

Los representantes de las compañías asistentes tienen previsto realizar una intensa agenda de trabajo, con reuniones directas y rondas de trabajo con las principales entidades ferroviarias públicas y privadas del sector como el operador ferroviario Metro Sao Paulo o CPTM en la ciudad de Sao Paulo, entre otras.

La asociación ha recordado, en un comunicado, que la delegación comercial se lleva a cabo en un momento "especialmente clave" para las exportaciones ferroviarias españolas en Brasil.

El Programa Estatal de Transporte (PET), diseñado para el gobierno brasileño para los próximos 25 años, está dotado con una partida de 53.500 millones de euros para ferrocarril y carretera.

El plan incluye la construcción de 3.350 kilómetros de nuevas líneas para transporte de pasajeros, con el principal objetivo de mejorar la red nacional ante los grandes acontecimientos deportivos como la Copa del Mundo de Fútbol (2014) y los Juegos Olímpicos (2016).

Asimismo, se reforzarán las conexiones de mercancías con más de 14.500 kilómetros adicionales.

El proyecto "estrella" es el tren de alta velocidad "Campinas-Sao Paulo-Río de Janeiro", que cuenta con 14.000 millones de euros de inversión, de los que 1.050 millones se destinarán a la fabricación del material rodante, un lote de 42 trenes que será el primero en adjudicarse.

Para su mantenimiento, durante un período de 40 años, se reservará una partida de 2.400 millones de euros, mientras que para la obra civil y los equipos de vía de los 530 kilómetros de longitud que tendrá la línea se realizará una inversión de 6.900 millones de euros.

En estos momentos, la industria ferroviaria española parte como el principal referente para adjudicarse el proyecto, dada su amplia experiencia en este campo y los desarrollos tecnológicos alcanzados en los últimos años tanto en material rodante, como en sistemas de comunicación, "tícketing" y señalización, entre otros.

A juicio de Mafex, la construcción de sistemas de metro, tranvía y monorraíl en las principales ciudades brasileñas representa también "una gran oportunidad de negocio para las empresas españolas".

Asimismo, Brasil ha anunciado que, ante el crecimiento previsto en el país hasta el año 2020, invertirá al menos 80.000 millones de euros en infraestructuras logísticas, proyectos que se realizarán, en gran medida, mediante colaboraciones público-privadas, un área donde "las empresas españolas ostentan una posición de liderazgo mundial, muy valorado en el país", añaden desde la asociación.