Santiago de Chile. Un grupo de empresas españolas participan en Chile en Expomin, una de las ferias mineras más importantes del mundo, con el objetivo de mostrar sus productos y servicios y buscar oportunidades de negocio en América Latina, una región con un gran potencial en el sector de la minería.

Se trata de 17 compañías que se dedican a diversos servicios relacionados con la minería y que cuentan con el apoyo del Instituto de Comercio Exterior de España (ICEX), que participa por primera vez en esta feria con un pabellón para los expositores.

El perfil de las empresas españolas presentes en Expomin es variado. Hay pequeñas compañías que buscan dar sus primeros pasos en el extranjero y otras firmas de mayor tamaño con oficinas en Chile y otros países de la región.

Un ejemplo de este último tipo es el Grupo Navec, un grupo industrial cuya rama minera se dedica al manejo, trituración y almacenamiento de todo tipo de minerales, rocas y otras sustancias.

La empresa tiene más de 1.200 trabajadores en España y oficinas en México, Colombia y Perú, y está a punto de llegar a Chile con un contrato con una minera de capitales belgas, explicó a Efe su director de Operaciones, José Ignacio Terán.

Cerca del 80% de sus clientes son empresas mineras de tamaño medio y grande, como la australiana BHP Billiton o la anglo-suiza Glencore Xstrata, y el resto se dedican a otros productos como el cemento o la cal.

Terán aseguró que siempre pensó que Chile debía ser el punto de partida en el proceso de internacionalización de la compañía por su estabilidad jurídica, la economía abierta y la baja corrupción, aunque finalmente empezó por otros países de la región.

"El centro de América para nosotros en este momento es Perú, pero estoy seguro de que en dos años será Chile", afirmó.

En otra etapa se encuentra Hunosa, una empresa pública con amplia experiencia en yacimientos de carbón que ofrece servicios de consultoría y capacitación en materia minera.

Según Miguel Coto, su director comercial, la firma busca socios en Chile, el principal productor mundial de cobre, para ofrecer su experiencia a mineras privadas y estatales y a la administración pública.

"Chile es un país minero. Hay muchas faenas a cielo abierto pero cada vez se está avanzando más hacia minas subterráneas, nuestra especialidad, y puede haber posibilidades de colaboración con empresas mineras para formar a sus trabajadores", señaló Coto.

Una empresa que ofrece algo distinto a las demás es Space for Experience, que se especializa en el diseño y construcción de espacios audiovisuales e interactivos para dar a conocer los valores y actividades de las empresas.

Hace un año y medio la firma española abrió una oficina en Santiago y hasta el momento han contratado sus servicios empresas del sector alimentario y forestal que querían mostrar el público general sus plantas de producción y sus actividades.

Antonio Prieto, gerente general de la empresa en Chile, dijo a Efe que ahora quiere extender sus servicios al sector minero con "Meaning for Mining", un nuevo programa didáctico e interactivo para acercar la minería a la gente.

"Cada vez es más importante la actividad social de las mineras, la influencia de las comunidades, la sustentabilidad, la seguridad y las condiciones de seguridad. La innovación y la tecnología que hay en la minería a menudo es desconocida para la gente", explicó.

El programa incorpora tecnología de vanguardia, con un software que permite realizar una visita virtual a una faena minera con unas gafas de realidad virtual en tres dimensiones.

"El potencial es muy grande en Chile. Es un país minero y además puede ser la base de operaciones para hacer este tipo de proyectos en Perú, Bolivia y Argentina", apuntó Prieto.

Dentro de las actividades de Expomin, este martes se realizó en el pabellón español un encuentro con representantes de mineras japonesas que operan en Chile, como Mitsui, Mitsubishi, Marubeni y Komatsu, entre otras.

El objetivo del encuentro era analizar posibles alianzas comerciales entre empresas de España y Japón para operar conjuntamente en un tercer país, que en este caso es Chile.