Empresas de tecnología como Intel, Hewlett-Packard y Tesla, así como firmas de alimentos y de moda suscribieron el escrito este viernes (2.06.2017). Todas ellas aseguraron que se siguen sintiendo "profundamente obligadas" a proteger el clima.

Su objetivo es conseguir que la economía estadounidense alcance una mayor eficiencia energética y que emita menos gases de efecto invernadero, añadieron.

"Las soluciones rentables e innovadoras nos pueden ayudar a alcanzar este fin", dice la carta. "Abandonar el objetivo de una economía con bajas emisiones pone en juego el bienestar estadounidense".

Disney y Tesla, en contra de decisión de Trump. Horas antes, el presidente y director general de la empresa Disney, Robert Iger, y el fundador del fabricante de automóviles eléctricos Tesla, Elon Musk, anunciaron que renuncian a asesorar al Gobierno de Donald Trump por la decisión tomada.

"Por cuestión de principios, he renunciado al consejo del presidente debido a la retirada del "Acuerdo de París", señaló Iger en Twitter.

Musk comunicó que no tenía "ninguna otra opción" más que poner fin a su labor de asesoramiento. "El cambio climático es real. Dejar París no es bueno para Estados Unidos ni para el mundo", escribió Musk en Twitter.

Iger y Musk formaban parte junto con otros directivos de empresas estadounidenses de distintos comités que asesoran a Trump en cuestiones económicas.