Santiago. La empresas forestales en Chile han perdido este año al menos US$70 millones por los extensos incendios que han azotado el sur del país, dijo el jueves una asociación del sector.

La Corporación Chilena de la Madera (Corma) informó que a la fecha se han quemado 20.000 hectáreas de empresas asociadas, lo que representa un incremento interanual del 37%.

"Este año (las pérdidas) deben ser por lo menos US$70 millones", afirmó a periodistas el jefe de la Corma, Fernando Raga.

Sin embargo, explicó que ejecutivos de la industria estiman que la cifra puede subir a los US$90 millones.

La sequía de varios años en el país, junto con fuertes vientos y alta temperatura, generan las condiciones para una rápida propagación del fuego.

Entre los incendios de bosques nativos y plantaciones de las firmas forestales, la superficie afectada asciende a casi 100.000 hectáreas en la temporada 2014-2015, un 58% por encima del promedio del último quinquenio, según datos de la Corporación Nacional Forestal (Conaf).

Raga denunció que de acuerdo a sus estudios un 80% de los siniestros que han impactado predios forestales productivos han sido intencionales, pero la legislación actual impide castigar a los responsables.

"Hay una cultura de la impunidad que se está estableciendo", afirmó.

El ejecutivo resaltó que anualmente las empresas invierten unos US$50 millones para proteger sus 1,4 millones de hectáreas de plantaciones.

En Chile operan importantes grupos forestales como Empresas CMPC y Arauco, de Empresas Copec.