Ciudad de Guatemala. Las bajas tasas de interés en dólares están seduciendo a las empresas guatemaltecas, que buscan obtener préstamos a más bajo costo.

En los últimos dos años, las compañías han contratado unos US$1.500 millones en fondos procedentes del extranjero, estimó Édgar Barquín, presidente del Banco de Guatemala (Banguat).

El funcionario sostiene que unos US$1.000 millones provinieron directamente del extranjero, específicamente de bancos de Colombia, Panamá, Estados Unidos y España.

Los US$500 millones restantes los colocaron seis bancos extranjeros con representación en Guatemala.

“No hay registros específicos, pero a partir de las transferencias que se hacen al exterior para el pago de interés y amortizaciones de capital, estimamos que los préstamos del extranjero a empresas nacionales suman alrededor de US$1.500 millones”, dijo Barquín, en declaraciones al periódico guatemalteco Prensa Libre.

Por su lado, Julio García Motta, socio de Consultores para el Desarrollo, señaló al referido matutino que esta preferencia contribuye a una falta de dinamismo en el crecimiento de la cartera crediticia.

El hecho de que los bancos locales estén colocando sus préstamos en consumo y comercio refleja la baja demanda que existe por parte del sector corporativo de préstamos en quetzales.

A los locales no les queda otra más que invertir el exceso de liquidez en bonos del tesoro y títulos de estabilización monetaria, agrega García.

De hecho, hasta junio las inversiones del sistema financiero guatemalteco subieron un 19,6%, en cifras interanuales, según la Superintendencia de Bancos.