Asunción. La rehabilitación de la Ruta VIII Blas Garay, que une Caazapá con Yuty, es una de las primeras obras que el ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) licitará internacionalmente.

Para participar del proceso varias empresas pertenecientes a la Cámara Vial Paraguaya (Cavialpa) comenzaron a generar consorcios para competir. Sin embargo, el presidente del gremio, Reinaldo Delgado, señala que la entidad ministerial ha extendido el plazo de presentación de ofertas "sólo para favorecer a grupos extranjeros".

Por esos motivos, el gremio presentó días atrás una protesta ante Contrataciones Públicas, solicitando que el MOPC deje sin efecto el llamado a licitación en carácter internacional que convocó para esta obra y que lo haga nuevamente, pero a nivel nacional. El pedido aún no se ha resuelto.

Lo que sí ocurrió es la extensión del plazo para la apertura de ofertas, inicialmente prevista para el 29 de este mes, y que ahora será el 28 de febrero. La medida fue resuelta unilateralmente por Obras Públicas, que alegó que los supuestos requerimientos y consultas hechos por los oferentes motivaron la extensión del plazo UTE (Unión Transitoria de Empresas).

Sin embargo, para el presidente de Cavialpa, Reinaldo Delgado, la situación es extraña. De todas formas, anunció que varias empresas locales que pertenecen al gremio están formando consorcios interesados en participar de la obra vial que se licita y de las próximas que convoque el MOPC dentro de esta modalidad.

“Lo de la extensión de los plazos abre la puerta a que también puedan generarse modificaciones de las especificaciones de la licitación, siempre en favor de las empresas extranjeras”, sostuvo el dirigente gremial.

Para Delgado, el MOPC "debería apoyar el crecimiento y desarrollo de grandes empresas constructoras paraguayas, a través de un avance gradual en las convocatorias a licitaciones, tal como lo hacen todos los países en la región, para que el dinero quede en casa".

Precisó que no se está pidiendo ayuda para "encubrir un trabajo mal hecho, como afirmaron algunos, sino para promover un crecimiento ordenado de la inversión, la tecnología, el equipamiento y el empleo connacionales, como ha ocurrido en otras partes de América Latina”.