Tegucigalpa, Honduras. En ocho o diez días se determinará si es factible ampliar hasta por dos años los contratos de Elcosa, Lufussa y Nacional de Ingenieros, expresó el gerente de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), Emil Hawit.

Ejecutivos de los referidos generadores térmicos presentaron sus ofertas para suministrar la energía requerida por la ENEE a “su mínima expresión del costo del kilovatio hora y que los costos fijos no tengan ningún valor significativo”.

El funcionario expresó que Honduras requiere contratar esta energía para atender la demanda eléctrica durante las horas de mayor consumo. Es del parecer que de llegar a un acuerdo con estos generadores se suscribiría un contrato hasta por dos años.

Elcosa tenía un contrato por 80 megavatios y Nacional de Ingenieros, con 20. Según el gerente de la ENEE, se pretende llegar a un acuerdo con la empresa Lufussa para adquirir solo 30 de los 60 megavatios que se les puede comprar.

“Con Lufussa existe un excedente de 30 megavatios más que está separado, porque pretendemos que una de estas plantas no siga halando energía, porque no fue requerida durante el año anterior”, expresó.

En este sentido, según Hawit, el plazo máximo de estos convenio puede ser hasta dos años. Sin embargo, si estos contratos mantienen los precios de costos fijos y variables, no serían ampliados y se buscarían otras fuentes de generación eléctrica.

Contratos caros. Autoridades de la Asociación Nacional de Industriales (Andi) y del Colegio de Ingenieros Civiles, Mecánicos y Eléctricos de Honduras (Cimeqh) han expresado que el país debe avanzar hacia la contratación y promoción de la energía renovable porque es independiente del costo del bunker. 

Hawit coincidió en que uno de los grandes factores que inciden en el déficit financiero de la ENEE es el impacto que tiene el costo del bunker utilizado para generar energía eléctrica en las empresas térmicas. La estatal eléctrica cerró el 2013 con una deuda 4.000 millones de lempiras (US$198,1 millones).