Bogotá. Empresas Públicas de Medellín (EPM), el mayor prestador de servicios públicos de Colombia, colocó este lunes bonos a 10 años por 1,25 billones de pesos (US$680 millones), para financiar sus inversiones en energía eléctrica, gas y aguas, informó la firma.

Los papeles fueron colocados con un rendimiento de un 8,5%.

"Con esta emisión internacional de bonos, EPM asegura la disponibilidad de recursos, manteniendo niveles moderados de endeudamiento para financiar su plan de inversiones en energía eléctrica, gas y aguas", aseguró la empresa.

"La emisión fue demandada por inversionistas internacionales provenientes de Estados Unidos, Inglaterra, Irlanda, Suiza, Chile, Perú y Panamá, entre otros países, por un monto dos veces superior al inicialmente ofertado, lo que permitió incrementar el tamaño de la transacción al total efectivamente colocado", dijo EMP en un comunicado.

Buenas condiciones financieras. La colocación se realizó en pesos colombianos, aprovechando las buenas condiciones financieras que ofrece actualmente el mercado de capitales internacional y, al mismo tiempo, para tener cobertura natural a las variaciones en tasa de cambio.

El gerente general de EPM, Federico Restrepo, afirmó que las reuniones sostenidas durante las últimas dos semanas con inversionistas internacionales de Londres, Nueva York, Los Angeles, Boston, Santiago de Chile y Lima, permitieron presentar la organización en toda su dimensión, y la materialización de su estrategia de crecimiento internacional.

"Con esta emisión internacional de bonos, EPM asegura la disponibilidad de recursos, manteniendo niveles moderados de endeudamiento para financiar su plan de inversiones en energía eléctrica, gas y aguas", aseguró la empresa.

La emisión ya había recibido la calificación grado de inversión "Baa3" por parte de la firma Moody's, que la clasificó entre las entidades consideradas por los inversionistas más exigentes como susceptibles de recibir financiación. Así mismo, la firma Fitch Ratings dio un "BBB-".

La operación fue estructurada y colocada por los bancos Bank of America Merrill Lynch y Barclays Capital.