Un total de 720.163 de vehículos usados se vendieron durante el primer semestre de este año en Argentina, de acuerdo a la Cámara de Comercio Automotor de ese país, lo que implicó un alza de 17% en los primeros seis meses de 2010 frente a igual lapso de 2009.

Si en la segunda mitad de este año se mantiene el ritmo de crecimiento actual, en 2010 se podrían vender más de 1,5 millón de autos, lo cual marcaría un nuevo record histórico, dejando atrás la marca de 2008, situada en 1,4 millón.

“El crecimiento más bajo se da en Capital Federal con casi el 7% y van del 10 al 34% en las provincias del país. Esto demuestra lo que venimos sosteniendo desde hace algunos meses, el fuerte crecimiento se sustenta en las zonas rurales”, sostuvo Alberto Príncipe, titular de la CCA, quien reiteró que la actividad se está regionalizando en distintas provincias, de acuerdo a Página12

Efectivamente, el informe de la CCA refleja un incremento importante de las ventas en distintas regiones del interior del país, mientras que en los mercados tradicionales de las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Capital Federal, con una actividad sostenida, el avance es menor, pero en términos absolutos son estas últimas jurisdicciones las que vuelven relevante al mercado nacional.

Por ejemplo, la provincia que registró el mayor crecimiento porcentual de ventas en el semestre fue Misiones, con 33,5%; seguida por Formosa, con 33,4% y La Rioja, con 32,7%.

Mientras que en la provincia de Buenos Aires la expansión fue de 18%, en Capital Federal fue de 6,6%; en Córdoba de 10,5%, en Mendoza de 24,1% y en Santa Fe de 20,9%.

Sin embargo, en términos absolutos en Misiones se vendieron apenas 11.989 autos de enero a junio y en la provincia de Buenos Aires 278.748.

Para el sector las perspectivas son sumamente alentadoras, sobre todo si se mira la evolución de los últimos años.

En 2002, en plena crisis económica, se habían vendido poco más de 600 mil unidades.

En 2006, ya en plena reactivación, las ventas se duplicaron y en 2008 se llegó al record histórico de 1,4 millón.

Ya en 2009, tras los efectos de la crisis financiera mundial,, la actividad comenzó a recuperarse de manera ininterrumpida y dicho año cerró con 1,3 millón de autos usados vendidos, con un 5,7% menos que el año anterior. Ahora, el crecimiento acumulado en el semestre es del 17%.