Las importaciones de Colombia en 2014, en la Comunidad Andina (CAN), crecieron en 8,6% con respecto a 2013. Es decir, el año pasado entraron al país 249.372 vehículos nuevos provenientes de Ecuador, Bolivia y Perú, miembros de la organización regional económica.

Aunque dentro de la estructura porcentual de importación de la CAN Colombia siga liderando con un 48,1%, el año pasado Bolivia fue el que mayor crecimiento tuvo, con un 21,7%. Mientras tanto, Perú y Ecuador redujeron el número de carros que integraron a su comercio interno en 8,6% y 7,6%, respectivamente.

En materia de exportaciones, según la CAN, las noticias no son alentadoras, pues los carros producidos por la industria nacional que fueron adquiridos por los miembros se redujeron de 37.558 a 25.753, lo que se traduce en una caída que supera el 30%.

“Si bien es cierto que en comparación con 2013 las exportaciones presentaron una disminución, esto obedeció a que las que se hicieron con destino a Argentina, que fueron de 17.075 unidades (US$ 249 millones), cayeron”, asegura la directora de la Cámara Automotriz de la Andi, María Juliana Rico, al referirse al impacto que tuvieron estos mercados sobre las operaciones de la industrial local.

Los vehículos colombianos nuevos que más demandaron en estos cuatro países fueron los de Hino y Renault, marca que tuvo una participación del 50,9% del “total del producido de las ensambladoras nacionales, seguido por Chevrolet con el 41,6%”, según el informe.

Llama la atención que Ecuador y Perú hayan disminuido sus importaciones —dejaron de comprar vehículos en los mercados de los países miembros—, mientras que sus exportaciones sí aumentaron.

Tulio Zuloaga, director de la Asociación del Sector Automotor y sus Partes (Asopartes), manifiesta que “para la industria nuestra es difícil la situación porque Ecuador ha sido un buen socio. Era un país que nos compraba mucho, pero hoy está promediando mucho las exportaciones (...) esperamos que solucione sus problemas con el dólar para que se recuperen”.

El déficit comercial que tiene Colombia, también en la CAN, es uno de los coletazos de la caída de los precios del petróleo. “La recuperación del precio de los commodities va a ser fundamental para que cambie la situación”, afirma el presidente de Analdex, Javier Díaz.

Este año viene con unos pronósticos que tienden a la caída de las ventas de vehículos, generada por la revaluación del dólar y por la finalización de un ciclo económico en el que, según Asopartes, caerán las ventas de vehículos a alrededor de 290 mil al finalizar 2015.