En 40% están previsto que aumenten durante 2010 las ventas de la industria de autopartes de México, lo que se traducirá en ventas totales por US$49.000.

La industria de autopartes, o de componente de vehículos, y que compone la industria automotriz mexicana junto a las empresas productoras de automóviles, sostuvo sin embargo que el crecimiento será moderado, dada la desaceleración económica de Estados Unidos.

Ello afectará al sector ya que el 90% de la producción automotriz mexicana se dirige al mercado estadounidense, de acuerdo a Milenio.

Agustín Ríos, presidente de la Industria Nacional de Autopartes (INA), sostuvo que una de las dificultades más importantes del sector es la venta de productos chinos, particularmente piratas, lo cual representa un valor promedio de US$500 millones que deben enfrentar en competencia producto del menor valor con que cuentan esos productos.

Ríos advirtió la necesidad de tomar en cuenta los riesgos en seguridad que dichos productos representan.