Brasilia. Los trabajadores bancarios de Brasil iniciaron este martes una huelga por tiempo indefinido para pedir un reajuste salarial de 10,25%, correspondiente a un aumento real de 5% (descontada la inflación), en una acción que paralizó a numerosas agencias bancarias.

La medida de fuerza responde a la propuesta de reajuste de 6% realizada a inicios de septiembre por la Federación Nacional de Bancos (Fenaban), pero que fue considerada insatisfactoria.

El presidente de la Confederación Nacional de Trabajadores del Ramo Financiero (Contraf-CUT), Carlos Cordeiro, dijo que en 2011 los bancarios obtuvieron un reajuste de 9%, 1,5% de aumento real.

"El año pasado, de 18.000 agencias, llegamos a 10.000 paralizadas. La expectativa es de movilización como mínimo igual a la del año pasado", dijo Cordeiro.

El número de trabajadores bancarios de Brasil es de casi 500.000, de los cuales cerca de 140.000 se encuentran en Sao Paulo.

Según el sindicato a partir del 1 de agosto, cuando la lista de reivindicaciones fue presentada, hubo nueve rondas de negociaciones que terminaron sin un acuerdo con la federación patronal.

Además del reajuste, los trabajadores reclaman cambios en la participación en las ganancias y resultados (PLR) y otros beneficios económicos.

La propuesta de la Fenaban es de una PLR de 90% del salario más un valor de 1.484 reales (US$ 740), mientras que la reivindicación de los bancarios es de una PLR de tres salarios más 4.961 reales (US$ 2.480 dólares) de valor fijo.