Chile. Flexibilidad horaria, pocos requisitos de ingreso, dinero inmediato. Estas y otras razones han redundado en que más de 50 mil conductores chilenos se hayan inscrito para trabajar con la plataforma Uber, consigna este sabado un matutino local.

De acuerdo al medio La Tercera, el numero de vehículos dedicados al traslado informal de pasajeros ya sobrepasó ampliamente al de los taxis, gremio que con 44 mil integrantes - la mitad de ellos en la capital - acusa competencia desleal, ya que deben pagar anualment altas sumas de dinero para tener el derecho a trabajar como transporte de pasajeros.

Para el representante local de Uber, Carlos Schaaf, “El número de usuarios y socios conductores nos demuestra que el nuevo concepto de movilidad ha sido entendido e incorporado por los chilenos”.

Parte de este boom se explicaría, segun expertos, desde que la plataforma empezó a aceptar pagos en efectivo, lo que disparó tanto el número de conductores como de usuarios en pocos meses. Además, es una alternativa ante las altas tasas de desempleo.

La cara desagradable de esta realidad es el número creciente de ataques y robos a conductores de Uber, la mayor parte realizadas por grupos de taxistas que, mediante la misma App de Uber, solicitan vehículos para luego agredirlos.

La otra desventaja son las altas multas que puede recibir un conductor de Uber de ser fisclizado por las autoridades del transporte, ya que el sistema es considerado ilegal en el país.

Desde 2016 se estudia el envío de una ley al Congreso para regularizar el sistema paralelo de transporte pagado, pero no ha registrado avances.

Un vocero de la Asociación de Taxis Ejecutivos, entidad que pide se legisle para poner mayores exigencias a estas plataformas, solicitó al gobierno activar el proyecto de ley ingresado en octubre pasado, pero que aún no hay fecha para que se vote en la Comisión de Transportes.

“Deben sincerar si se legislará en este gobierno o no. Estos choferes siguen ingresando a la actividad agresivamente y nadie regula su funcionamiento en cuanto a licencias profesionales o estado del vehículo”, sostiene.