Quito. El proyecto de ahorro, presentado este fin de semana por el presidente Rafael Correa, consiste en hacer una mezcla de entre el 5% y el 10% de harina de la fruta, rica en potasio, y de la cual Ecuador es el principal exportador mundial, para reducir hasta 20.000 toneladas de harina de trigo.

El mandatario aseveró que este proyecto puede aportar a la sustitución selectiva de importaciones y tiene como meta cambiar la matriz productiva del país.

Calificó al hecho como “un despertar del Ecuador”, un país que obtiene sus mayores ingresos exteriores de la exportación de productos primarios como petróleo, banano y camarón.

También sostuvo que Ecuador debe sembrar trigo, dado al alto consumo de pan, que de forma paradójica importa hasta US$200 millones en harina y comentó que este proyecto puede aportar a mantener alto el precio del banano de exportación, cuyos excedentes hacen caer el precio.