El administrador del Canal de Panamá, Jorge Quijano, informó  que en enero de 2019 se estaría realizando la próxima audiencia para la resolución de los diferendos frente a los reclamos motivados por el consorcio GUPC,  el principal contratista en el proyecto de ampliación del Canal de Panamá.

     El funcionario se refirió al tema en diálogo con Xinhua en la capital panameña,  y al comentar la información que se conoció el pasado lunes fue la decisión de un tribunal arbitral de no aceptar reclamos del GUPC  con respecto a una supuesta negligencia de la administración canalera en relación con la decisión de construir una ataguía temporal en la entrada del Pacífico, y por una suma superior a los US$192,8 millones, informó hoy la Autoridad del Canal de Panamá (ACP).

     Además, Quijano, quien habló del tema al inicio esta semana de un período de 10 días de  obras de mantenimiento  preventivo de dos juegos de compuertas en el lado este de las esclusas canaleras de Miraflores (en el Pacífico), valoró el fallo,  estimando el monto del reclamo,  e indicó que quedan otros reclamos por delante, pero que este era muy importante al  "sentar la base para que ,muchos de esos otros reclamos de comiencen a desmoronar.

La ACP reportó además que invirtió US$191 millones durante el año fiscal 2016, en el mantenimiento de sus instalaciones, y que US$202 millones están presupuestados para el presente año fiscal. 

    Detalló que hay además otros dos arbitrajes en relación con la obra que han empezado a andar,  y expresó la expectativa de terminar este proceso por los reclamos en 2021, 2022, más o menos.

     Quijano detalló que hay también por ejemplo un reclamo de la ACP para que se pague de vuelta los US$233 millones que se le dio a nivel de la junta de resolución de conflictos al consorcio, y por considerar que esto no fue justo.

    Según había informado el lunes la administración canalera,  GUPC solicitó también una extensión de tiempo,  pero que todos los reclamos fueron desestimados en la decisión final del tribunal,  constituido de conformidad con el reglamento de arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional (ICC, por su sigla en inglés).

    También se determinó la obligación de GUPC de pagar más de US$22 millones  a la ACP por sus gastos en el proceso de arbitraje, y ordenó al consorcio rembolsar 900.000 dólares que la ACP ya había desembolsado, en concepto de provisión para gastos fijado por la Corte Internacional de Arbitraje de la ICC.

    El monto de lo estimado en arbitrajes pendientes tras la decisión recientemente anunciada, y en relación con el proyecto, era de cerca de US$5.202 millones,  teniendo en cuenta datos de la administración canalera.

    La ACP reportó además que invirtió US$191 millones durante el año fiscal 2016, en el mantenimiento de sus instalaciones, y que US$202 millones están presupuestados para el presente año fiscal.