La Paz. La Asamblea del Pueblo Guaraní (APG) de Yacuiba, departamento de Tarija, en Bolivia, amenaza con paralizar la construcción del Gasoducto de Integración Juana Azurduy (GIJA), porque afirma que fue engañada por el gobierno del presidente Evo Morales.

El dirigente de la organización indígena, Jorge Mendoza, dijo que mientras estaban en negociaciones con autoridades del gobierno, el Ministerio de Medio Ambiente y Agua emitió la ficha ambiental para que la empresa YPFB Petroandina ponga en marcha el proyecto petrolero Timboy X2, en el Parque Aguaragüe, sin haber ningún acuerdo con la APG.

“Hay otros proyectos que están fuera del área. Como organización podemos paralizar otras actividades que se han iniciado como el (Gasoducto) Juana Azurduy, que está en pie. Si es que el gobierno quiere hacer a la fuerza (exploración de petróleo en el parque Aguaragüe), también nosotros nos vamos a resistir al acuerdo que se está realizando”, señaló Mendoza a la Red Erbol.

Los guaraníes se oponen a que se inicien las pruebas sísmicas para encontrar petróleo en el Aguaragüe, porque es la única reserva de agua para los pobladores, además que existe observaciones al proyecto hidrocarburífero.

Bolivia y Argentina tienen una licitación para la construcción del GIJA. Este nuevo ducto le permitirá al país incrementar los volúmenes de envío de gas natural a Argentina, a partir del mes de mayo del 2011, hasta 13 millones de metros cúbicos día.