Seúl. La masificación de los televisores en tercera dimensión y que no requieran gafas es algo lejano para algunas de las grandes compañías de la indusrtia. O al menos así lo es para el presidente de Despliegues Visuales de Samsung Electronics, B.K. Yoon.

“Creo que será posible en celulares y otros dispositivos móviles, o en monitores o pantallas más pequeñas (…), pero proveer TV en 3D sin gafas no va ser posible en los próximos 5 a 10 años”, dijo reproducido por Fox Business, cuyo gran problema sería el precio que requeriría desarrollar la tecnología de manera masiva.

La opinión de Samsung es relevante porque es la principal productora mundial en términos de volúmen de televisores con pantalla de cristal líquido.

El sitio especializado Enter comentó que hay empresas que se alistan para comercializar productos de este tipo.

La primera será Toshiba, que anunció para diciembre el lanzamiento de su televisor 3D; a la que podría sumarse pronto Sony.

No obstante, Enter reconoció que “en ambos casos se cumple lo dicho por Yoon, pues ninguna pantalla supera las 20 pulgadas, un tamaño muy inferior a lo que los consumidores de hoy están acostumbrados por US$2.900 dólares”.