Madrid. El operador y transportista del sistema Enagás ganó 95 millones de euros en el primer trimestre de 2013, 9,6% más que en el mismo periodo del año anterior por la incorporación de nuevos activos y la mejora de la eficiencia, ha informado este martes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Enagás ha detallado que en el resultado influyeron las adquisiciones en las plantas TLA Altamira (40%) en México, y GNL Quintero (20%) en Chile, así como la puesta en marcha del Almacenamiento Subterráneo Yela.

La empresa ha subrayado también los esfuerzos realizados para contener costes, a lo que ha contribuido el menor gasto en deuda, y mejorar su eficiencia.

Sin tener en cuenta los nuevos activos, el incremento del beneficio sería del 6%, en línea con el objetivo marcado para 2013 de obtener un crecimiento del 5,5%.

Los ingresos totales de la compañía en el periodo aumentaron un 12,5% hasta 311,9 millones. De esta cifra, los regulados se incrementaron 6,8%, hasta 289,2 millones.

El resultado bruto de explotación o ebitda alcanzó los 234,3 millones, 9,4% más, mientras que las inversiones del periodo ascendieron a 308,4 millones fundamentalmente por la compra del 90% de Naturgas por 245 millones.

Durante la conferencia de analistas, el presidente de Enagas, Antonio Llardén, ha señalado que las cifras del primer trimestre dan a la compañía "buena visibilidad" para cumplir con los objetivos marcados para este año y la pone en el camino adecuado para lograr los compromisos adquiridos hasta 2015.

Enagás ha logrado estas cifras en un contexto de caída del consumo energético en España.

Por un lado, la demanda de gas transportado disminuyó un 10,7% hasta marzo, mientras que la demanda convencional (hogares y empresas) ascendió a 85.055 gigavatios-hora GWh, lo que supone un ligera contracción del 1%. Corregidos los efectos de laboralidad y temperatura, la demanda aumentó un 0,7%.

La previsión para este año es que la demanda de gas se mantenga plana, ha señalado Llardén ante los analistas.

En la evolución de la demanda de gas pesa el fuerte descenso del consumo para generación eléctrica (centrales térmicas convencionales y ciclos combinados), que cayó un 43,3% en el primer trimestre.

Sobre este punto, el presidente de Enagás ha apuntado que cree que el descenso "está tocando fondo" y ha confiado en que el gobierno tome medidas para que aumenten las horas de funcionamiento de los ciclos.

Llardén también ha señalado que la retribución de la empresa es "muy ajustada" y que no cree que se vean afectados por el nuevo paquete de medidas energéticas que prepara el gobierno.

Enagás celebra este miércoles su junta general de accionistas en la que propondrá un dividendo complementario de 0,684 euros brutos por acción.

La aprobación de la propuesta supondría un reparto de un dividendo bruto de 1,113 euros por acción con cargo al ejercicio 2012, lo que supone un incremento del 12,1% respecto al del año anterior y un "pay out" (porcentaje del beneficio que reparte entre sus accionistas vía dividendo) del 70%.