Pese a que en México abundan las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple, Entidades No Reguladas (Sofom, ENR), que ofrecen “créditos fáciles”, sus servicios no aprueban en materia de calidad, aseguró a Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

De 52 entidades evaluadas, sólo una aprobó. La evaluación en materia de transparencia financiera se realizó en los productos “crédito simple”, “crédito de auto” y “crédito personal”.

La prueba consistió en calificar casos reales de clientes que contrataron los distintos productos (expedientes); es decir, el contrato de adhesión firmado, su carátula, el estado de cuenta, así como la publicidad y página web de cada institución, con el fin de verificar que la información proporcionada al público sea clara, veraz y correcta.

La calificación promedio que obtuvieron las instituciones evaluadas en el crédito de auto fue de 2.72; en el crédito personal fue de 1.13; y en el crédito simple 1.53 puntos, de un máximo de 10 puntos.

De las 16 entidades financieras evaluadas que ofrecen crédito de auto, reportaron un saldo en su cartera de crédito de cinco mil 492 millones de pesos (US$310 millones), equivalente al 93% de la cartera total al cierre de 2016.

Los resultados obtenidos de esta primera supervisión fueron reprobatorios y solamente en el caso de crédito de auto, Financiera Bepensa, Sofom ENR, alcanzó una calificación de 7.95 sobre un máximo de 10 puntos.

En cuanto al producto crédito personal, las 15 entidades evaluadas participaron con el 77,9% del crédito total otorgado, al registrar un saldo de ocho mil 39 millones (US$453 millones).

Las restantes 21 Sofom ENR que otorgaron crédito simple representaron el 11,4% del saldo total de la cartera de crédito en este segmento, al concentrar 32 mil 498 millones (US$1.834 millones), en virtud del elevado número de entidades financieras del sector que ofrecen este producto en particular.

La Condusef comenzará a aplicar las sanciones correspondientes, independientemente de que también ha ordenado que se subsanen los incumplimientos observados.

Los principales incumplimientos normativos de las entidades financieras supervisadas son contrato, carátula, estado de cuenta y página de Internet y publicidad.