El 80% de los chilenos está a favor de que la energía sea aún más cara pero limpia y no contaminante, de acuerdo a la encuesta N°22 de Plaza Pública Cadem dedicada esta semana a la agenda energética.

En el sondeo, 63% dijo estar de acuerdo y 27% en desacuerdo con la decisión del gobierno de rechazar la construcción de HidroAysén, adoptada la semana pasada por el consejo de ministros.

Asimismo, 88% considera como prioritario que Chile desarrolle proyectos propios que permitan hacer más barato los costos energéticos, y 69% considera que los costos de la luz son altos.

Respecto a las opciones energéticas, 75% se opone a la construcción de una central nuclear y 71% está en contra de la construcción de centrales termoeléctricas a carbón.

Y aunque 71% se declara partidario del gas natural, la ausencia de este tipo de energía en Chile obligaría a importar y a aumentar los costos.

Los proyectos hidroeléctricos tienen actualmente 50% de acuerdo y 43% de desacuerdo. Sin embargo, 40% cree que es la fuente de energía con mayor potencial, 49% dice que asegura mejor suministro, 33% piensa que es la alternativa más barata/económica, 50% cree que es la menos peligrosa y 49% la más limpia.