El tendido de 1.359 kilómetros de línea de transmisión eléctrica a países como Argentina, Brasil, Perú y Paraguay y el desarrollo de proyectos para garantizar la oferta exportable, al igual que el abastecimiento interno, requerirán de una inversión superior a los US$27.000 millones y permitirá acabar con el ‘enclaustramiento energético’, afirmó hoy el presidente de ENDE, Eduardo Paz.

“Este proceso de integración energética, que permite la exportación de energía eléctrica de Bolivia tiene otra connotación. Si miramos el mapa de Sudamérica, el único país que no está interconectado es Bolivia, todos los otros están interconectados, tenemos un enclaustramiento eléctrico”, explicó en una entrevista con la estatal Patria Nueva.

El tendido de las líneas de trasmisión con los cuatro países vecinos demandará una inversión de US$622 millones y es uno de los primeros pasos para sacar a Bolivia de ‘este enclaustramiento eléctrico’. Están firmados los acuerdos y en ésta y la próxima semana habrá reuniones para acelerar el proyecto de interconexión, señaló el presidente de la Empresa Nacional de Electricidad de Bolivia (ENDE).

Bolivia y Brasil suscribieron el 17 de julio una Adenda al Memorando de Entendimiento en Materia Energética para la generación y exportación al vecino país de unos 8.000 megavatios (MW) de electricidad. A la Argentina hay la proyección de exportar hasta 700 megavatios (MW), mientras que en Paraguay y Perú fueron sentadas las bases para encarar la exportación.

Paz explicó que en el marco de la estrategia energética están en desarrollo diferentes proyectos en áreas como la hidroeléctrica, termoeléctrica, energía solar y eólica. Añadió que para este año se tiene un presupuesto de US$1.600 millones, de los que están comprometidos US$700 millones y el saldo será requerido en breve.

El presidente Evo Morales expresó en reiteradas oportunidades el objetivo de hacer de Bolivia el centro energético de la región y perfiló en esa línea el desarrollo de una serie de proyectos.

“En términos de inversión para llegar a la oferta exportable y a todo lo que pretendemos sacar del país y abastecer sin ningún problema el mercado interno, estamos hablando de más de US$27 mil millones que invertiremos solos, con otras empresas de los otros países; ya veremos cuáles son las soluciones financieras que le vamos a dar a todo esto”, señaló.

El presidente Evo Morales expresó en reiteradas oportunidades el objetivo de hacer de Bolivia el centro energético de la región y perfiló en esa línea el desarrollo de una serie de proyectos.

Paz explicó que hay un excedente de al menos 500 megavatios de energía eléctrica para la exportación, mientras que la cobertura llega al 97% en las ciudades y a 67% en el área rural.