Endesa Chile, la principal generadora de electricidad del país y filial de la italiana Enel, obtuvo un beneficio neto de 334.557 millones de pesos (unos US$557,5 millones en 2014, un 5% menos que en 2013, informó la compañía.

La merma de las ganancias se explica por las provisiones (de unos US$143 millones) que la firma, con presencia en varios países de la región, realizó respecto de los proyectos Hidroaysén y Punta Alcalde, que finalmente resolvió paralizar, según se anunció este jueves.

De no haber tenido que realizar esas provisiones, el beneficio neto de la compañía en el periodo se hubiese incrementado un 16 %, señaló Endesa en un comunicado.

Los ingresos de la firma aumentaron un 21%, en 2014, hasta 2.466.534 millones de pesos (unos US$4.000 millones), que la empresa explica por los mayores precios medios de venta de energía en Chile, Colombia y Perú, y por la incorporación de Gas Atacama al perímetro de consolidación.

El resultado de explotación alcanzó en 2014 los 875.321 millones de pesos (unos US$1.450 millones), que suponen un aumento del 12% respecto al año anterior.

En tanto, los costos de aprovisionamiento y servicios se incrementaron un 35 %, hasta 1.119.457 millones de pesos (unos US$1.860 millones), debido a los mayores costos por compras de energía y por consumo de combustibles en Chile y Perú.

Durante el año pasado Endesa Chile anunció inversiones por 971 millones de dólares, relacionadas con la toma de control de Gas Atacama y con el inicio de la construcción de la central hidroeléctrica Los Cóndores, de 150 MW de capacidad.

Endesa dijo que su generación neta de energía disminuyó un 3%, hasta los 49.835 gigavatios hora (GWh), debido a una menor generación térmica en Chile, asociada a la paralización de la central Bocamina II en la región del Bío Bío y por el menor despacho térmico en Argentina.

Lo anterior fue compensado en parte por la mayor producción hidroeléctrica en Chile, Colombia y Argentina, señaló Endesa.

Las ventas físicas de energía llegaron a 56.692 GWh, que suponen un descenso del 2%, debido principalmente a la baja exhibida en Argentina, que fue parcialmente compensada por las mayores ventas en Chile y Perú.

La capacidad instalada de Endesa Chile sumó el año pasado un total de 14.715 megavatios (MW), un 7,5% más que en 2013.