Santiago de Chile. El consejero delegado de Enel, Francesco Starace, aseguró en Santiago que su empresa "no descarta presentar un proyecto remodelado por Hidroaysén", un megaproyecto hidroeléctrico en la Patagonia chilena rechazado el pasado junio por un comité de ministros.

"Estamos estudiando el proyecto, ya que de la forma en que planteó no es viable", admitió Starace a los periodistas durante la presentación de 'Smartcity Santiago', la primera ciudad inteligente de Chile.

El Comité de Ministros de Chile resolvió por unanimidad, el pasado junio, rechazar el proyecto, que contemplaba la construcción de cinco represas en la Patagonia, a 1.600 kilómetros al sur de Santiago, a cargo del consorcio integrado por Endesa Chile y Colbún, con una inversión de US$3.200 millones.

Respecto de la posibilidad de recurrir la decisión del Comité de Ministros, Starace señaló que están "leyendo las casi 400 páginas" que les enviaron, por lo que no pueden saber si van "a presentar un recurso".

"Creo que hay muchas cosas que podemos hacer, una de estas es quitar todo, la otra es reformular, la otra es reestructurar; hay muchas soluciones posibles. Creo que cualquier cosa que vamos a intentar hacer, la haremos de manera diferente, con el consenso y el diálogo con todos", agregó.

El grupo italiano es el actual controlador de Endesa España, que a su vez controla la generadora Endesa Chile,

El máximo ejecutivo de Enel considera que Hidroaysén debe contar "con el consenso de los chilenos" y que para ello "es necesario iniciar un nuevo diálogo" sin olvidar que "Chile cuenta con un gran potencial en materia de nuevas energías a largo plazo".

Además, Starace aseguró que su empresa "tiene planes de inversión importantes en Chile" que pasan por "ciudades inteligentes, generación de energías renovables y convencionales y tramos de transmisión".

La primera ciudad inteligente de Chile, creada por el grupo Enersis, que es la matriz de inversiones de Endesa España en América latina, pretende "hacer un uso más inteligente de la energía y abaratar los costes", según explicó el consejero delegado.