Dentro de algunos meses, los autos y mototaxis de la región norteña de Piura tendrán al GNV como una alternativa de combustible económico y amigable con el ambiente. Y es que tras el descubrimiento de tres yacimientos gasíferos en esta zona por parte de la petrolera Savia Perú, la oportunidad de dotar de este tipo de energía a esta región está a solo 25 kilómetros de su litoral.

“El Proyecto de Gas Natural-Punta Lagunas consiste en tres líneas de gaseoductos submarinos hasta Punta Lagunas”, dice Nelson Castañeda, vicepresidente ejecutivo de Operaciones de Savia Perú. “Este es el primer proyecto de gas libre, no estamos asociados con otra empresa ni con el Estado, y somos muy optimistas respecto a la actividad económica que se desarrollará en la región”.

Por lo pronto, la compañía cuyos accionistas son las petroleras estatales Ecopetrol de Colombia (50%) y KNOC de Corea (50%), está a la espera de la aprobación del estudio de impacto ambiental para iniciar la construcción del gasoducto que demandará una inversión de US$ 12 millones adicionales a los US$ 40 millones invertidos en la etapa de exploración. A pesar de que el proyecto no está operativo, Savia ya tiene a su primer cliente industrial: Vale, que con su proyecto de secado de fosfatos demandará 5,6 millones de pies cúbicos al día. Los yacimientos tienen un potencial de 1 TCF (trillón de pies cúbicos) y se estima que esta reserva podría atender la demanda por un período de 20 años. “Han venido pesqueras, empresas de generación de energía, petroquímicas, que quieren instalarse en la zona norte si tenemos el gas en tierra para poder usarlo”, dice Nelson Castañeda, de Savia Perú.

No obstante, la compañía no descuida sus operaciones petroleras en el Perú. Actualmente cuenta con más de 650 pozos en actividad en 80 plataformas off shore. La producción alcanzada en 2010 fue de 14.854 barriles de petróleo al día, y aunque no lograron el objetivo de superar los 15.000 barriles, este año esperan incrementar su producción en 20% y alcanzar los 18.000 barriles diarios.

“Queremos producir 50.000 barriles de petróleo al día para 2016 y para eso estamos invirtiendo US$ 2.500 millones en los próximos seis años”, dice el coreano Bum Suk Poo, presidente ejecutivo de Savia Perú. “Esta inversión contempla un programa sostenido de perforación en exploración y desarrollo, la construcción de plataformas y la adquisición de equipos”.

En tanto, las ventas de la compañía en 2010 fueron de US$ 317 millones. “Crecimos 34% versus 2009, en que los ingresos fueron de US$ 235 millones. Esto se debió al crecimiento de la producción que fue 10% y el comportamiento del precio del petróleo, que estuvo más alto que en 2009, casi US$ 80 el barril”, dice Castañeda. 

De esta forma, la petrolera ha llenado su tanque de combustible para seguir adelante con el objetivo de convertirse en la líder de hidrocarburos. Al parecer, el pie en el acelerador seguirá pisando con fuerza.