La casi segura firma del Protocolo de París, en remplazo del de Kioto, daría un giro al tema ecológico en materia de fósiles. Varias naciones ya se preparan para el reto.

“Exceptuando la generación hidroeléctrica, las energías renovables están en una etapa muy incipiente en Venezuela, pese a las enormes posibilidades existentes en el país”, afirmó Juan Carlos Sánchez, doctor en Ciencias Ambientales y miembro del grupo Orinoco Energía y Ambiente, en el foro La Seguridad Energética en Venezuela.

Y es tan así que la estadística oficial del potencial energético renovable que hay en Venezuela, que suma 107.526 megavatios (MW), equivale a más de cinco veces la demanda actual de energía eléctrica, que en horas pico ha llegado a superar los 18.000 MW.