Santiago. El grupo energético Enersis redujo en cerca de un 7% su nómina de trabajadores en Chile, una medida que ocurre en medio de una polémica reestructuración del conglomerado que impulsa su controlador europeo.

Enersis, filial de inversión en América Latina de la italiana Enel, y algunas de sus filiales como Endesa Chile, recortaron aproximadamente 160 puestos en el país, de un total cercano a 2.300 empleados, dijo este jueves una fuente cercana al proceso.

"En el actual contexto del mercado energético, y en línea con el plan presentado al mercado, ha sido necesario iniciar un riguroso proceso de búsqueda de eficiencias, que incluye también –pero no únicamente– una reducción de personal", reconoció Enersis en un comunicado.

El grupo dijo que la medida considera un plan de beneficios e incentivos.

La decisión se conoce en momentos en que avanza el plan de Enel de reorganizar sus negocios en Sudamérica, que busca separar los activos que opera en Chile de otros que posee en América Latina.

En paralelo, el jueves debutaron en la Bolsa de Santiago las acciones de las sociedades resultantes de la escisión de Enersis y de su filial de generación eléctrica Endesa Chile.