Excelsior.com.mx. Durante su participación en la séptima edición del Foro Económico Mundial, edición América Latina 2012, el candidato presidencial de la coalición Compromiso por México, Enrique Peña Nieto, se manifestó en favor de la apertura de la inversión privada en Pemex, pero manteniendo siempre la rectoría del Estado y el respeto a la soberanía.

Durante el acto, Enrique Peña Nieto aseveró que México ya no puede perder más tiempo y reiteró así su posición en favor de la apertura de Petróleos Mexicanos (Pemex) al capital privado.

“Me he propuesto impulsar reformas en el país que permitan la participación del sector privado en México. Creo que México ha perdido tiempo y tienen que despartidizar la decisión que se tome en materia energética precisamente para favorecer la participación del sector privado tanto en exploración, explotación, refinación lo cual permitiría que Pemex, la empresa de todos los mexicanos, tuviera mayor productividad”, enfatizó.

Sobre los energéticos. Al abundar en el tema y hacer un somero análisis comparativo con la posición de otros países latinoamericanos, el político mexiquense puntualizó que en todo caso el estado mexicano mantendrá siempre la propiedad y rectoría en materia energética.

“Esto no significa que el Estado pierda la propiedad de los hidrocarburos, por el contrario mantienen propiedad y rectoría sobre los hidrocarburos, pero al igual que lo han hecho otros países como Brasil, Colombia, creo que seria un paso decisivo para fortalecer la política energética de nuestro país”, precisó.

Al responder a los planteamientos que, conforme al formato previsto, le fueron formulados, el abanderado del PRI- PVEM.

Al enfatizar ante empresarios que participaron en el foro, que crecer es prioritario, reiteró su apuesta por un crecimiento económico tres veces mayor con respecto al actual .

Al abordar el tema de la pobreza, recordó que en los últimos doce años ésta se ha incrementado considerablemente por lo que aseguró que uno de sus principales compromisos será focalizar la política social de su administración para abatir la pobreza alimentaria.

Cuestionado sobre el tema de la seguridad social, el candidato presidencial de los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Verde Ecologista de México (PVEM), citó que la cobertura con el Seguro Popular no se ha logrado materializar por lo que su propuesta en esta materia versa sobre cuatro puntos: salud con el Seguro Popular; un seguro de riesgos de trabajo; un seguro de desempleo; y pensión para el retiro a favor de la población adulta.

Critica el uso de programas sociales. En este mismo orden de ideas, Peña Nieto deploró la utilización de programas sociales con fines políticos, como el de Oportunidades que, dijo, habrá de preservarse incluso quizá con diferente denominación, pero para beneficio de los 21 millones de mexicanos que padecen pobreza alimentaria.

“Me perece que se está utilizando con fines políticos y generando confusión en quienes son beneficiarios de este programa, que por cierto tienen un antecedente de gobierno priista, partido de lo que fue Solidaridad con otra orientación, después Progresa y ahora Oportunidades. He señalado que este programa se habrá de mantener”, concluyó.

Lamenta la pobreza. En los últimos cuatro años es un tema que se ha agravado, lo cual preocupa más, porque ha crecido “ese nivel de pobreza en 12 millones de mexicanos”, añadió.

“Lo que vengo proponiendo, primero es crecer económicamente; sin crecimiento económico, creo que no hay política social que permita realmente revertir la condición de pobreza”, aseveró.

Ante empresarios que participan en el foro, Peña Nieto insistió que su proyecto apuesta a un crecimiento económico tres veces al actual, así como focalizar la política social para acabar con la pobreza alimentaria.

En ese sentido, Peña Nieto ofreció una alianza estratégica con los inversionistas y empresarios para ser un gobierno facilitador y dar seguridad, establecer el estado de derecho con reformas de justicia pronta y expedita, a fin de que lleguen más inversiones.

Aseguró también que México fue el hermano mayor de Latinoamérica, teníamos un gran potencial, pero ahora lo hemos perdido, pero podemos recuperarlo.

Para ello se comprometió a ir más allá de los logros de la actual administración en materia de cobertura de salud.

Lanza un ya basta a las agresiones.  El candidato presidencial de la coalición Compromiso por México, Enrique Peña Nieto, llamó a detener las descalificaciones sin sustento que, más que lastimar al oponente, dividen y alientan el encono entre la sociedad.

El aspirante presidencial lanzó un ¡ya basta a las agresiones!, porque es tiempo de la civilidad y la democracia.

En un acto en la Macroplaza Valle Dorado de esta ciudad, sostuvo que sus adversarios han emprendido campañas carentes de argumentos y con agresiones, por lo que es tiempo de civilidad y democracia.

El aspirante de los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Verde Ecologista de México (PVEM) recordó que hace seis años una situación similar generó diferencias, incluso entre familias.

Sostuvo que es momento de que los partidos muestren respeto por la sociedad mexicana, por lo que insistió en que deben cesar las agresiones, más cuando carecen de argumentos, y refrendó su compromiso de emprender lo que llamó una campaña civilizada.

Peña Nieto destacó el acto convocado por su partido para demostrar que cumplió con todos los compromisos asumidos durante su gestión como gobernador del Estado de México.

En su discurso, el abanderado presidencial del PRI y el PVEM pidió a sus simpatizantes apoyar su proyecto y multiplicar las voces del cambio responsable y con rumbo.

El candidato presidencial de la coalición Compromiso por México firmó otro compromiso para trabajar con el gobierno de la entidad en objetivos que definan juntos para mejorar la realidad de los nayaritas.

Suspiran a ritmo de cumbia. El ritmo de cumbia puso a tono a las mujeres simpatizantes del abanderado presidencial priista, Enrique Peña Nieto, que desde temprana hora esperaban su arribo.

Tocó turno a las féminas de Puerto Vallarta, Jalisco, “apapachar” al candidato, durante la tradicional pasarela que suele hacer ya prácticamente como ritual de campaña.

El punto de reunión fue en una colonia popular del destino turístico, precisamente en el Centro Social del Real del Oro, un galerón con techos de lámina, donde se apreciaban varios pendones del también aspirante priista a la gubernatura de la entidad, Aristóteles Sandoval.

Ante cerca de dos mil quinientas personas, que se encontraban ahí congregadas, Peña Nieto dejó constancia de su presencia al firmar ante Notario Público dos compromisos más.

Peña Nieto llegó acompañado de su esposa, Angélica Rivera y por Aristóteles Sandoval. En esta ocasión, el “aplausómetro” registró un aparente empate técnico; los dos candidatos recibían elogios, cumplidos y porras por igual, que inclusive llegaban a confundirse en medio del ambiente festivo.

Esta fue la segunda ocasión en que el aspirante presidencial acude a Jalisco con tal carácter; la ocasión anterior, fue el 30 de marzo al arrancar su campaña proselitista, por lo que al referirse a este hecho, Peña Nieto afirmó que de aquí arrancó aquella primera vez con las pilas bien cargadas.

En su discurso, el ex gobernador mexiquense aseveró en tono conciliador que en la contienda por la Presidencia no hay enemigos sino adversarios, al tiempo que pidió no fomentar la división y el encono entre la sociedad.

Ante los ahí reunidos, abundó en que no se puede estimular de manera irresponsable la división.

“No permitamos que la agresión de los adversarios divida al pueblo de México, porque no obstante las diferencias que pueda haber por razón de preferencia partidaria, esta no es una competencia ni somos enemigos, es una justa democrática y solamente queremos contrastar proyectos de cómo vamos a resolver las necesidades de la gente”, ponderó.

Por la tarde, se trasladó a Bahía de Banderas: ahí fue vitoreado.

Enrique Peña Nieto firmó dos compromisos más:

El primero relativo a la construcción de una Terminal Portuaria con el propósito de impulsar el desarrollo de este polo turístico y que pueda recibir un mayor número de cruceros de los que actualmente recibe.

El segundo de los compromisos, alusivo a la construcción del libramiento vehicular para aligerar el tránsito.

El objetivo es potencializar el desarrollo de Puerto Vallarta.

Propuso impulsar reformas en el país que permitan la participación del sector privado, con el fin de  favorecer la participación del sector privado tanto en exploración, explotación, refinación lo cual permitiría que Petróleos Mexicanos, la empresa de todos los mexicanos, tuviera mayor productividad.

Sin embargo, aclaró que “no significa que  el Estado pierda la propiedad de los hidrocarburos, por el contrario mantienen propiedad y rectoría sobre los hidrocarburos”.