Si le gusta el cognac, hay un producto que lo puede dejar conforme. Es el producido por The House of Remy Martin, Louis XIII, por el cual tendría que de desembolsar la no despreciable suma de US$6.000.

La empresa lo acaba de traer a Chile, convirtiéndolo en el cognac más caro del mercado local.

Según Thibaut del Rie, CEO para América Latina de la firma -que vende más de 400 millones de euros, dentro de los cuales Louis XIII representa aproximadamente 20%-, el producto tiene un proceso de envejecimiento de entre 40 a más de 100 años.

“Además, cada uno de nuestros envases es de fino cristal de Baccarat tallado a mano”, dice el ejecutivo francés. “Más que una botella, Louis XIII es una joya”.

El peso de Latinoamérica en las ventas de la compañía cada vez es más alto. La región representa 4% de las ventas del orbe, y su plaza más importante es México.

“Allí hay un gran consumo de cognac”, dice Del Rie. “Louis XIII está presente desde hace muchos años y hay gente muy conocedora del producto”.

La idea de Remy Martin es estar en cada vez más países.

“Tenemos grandes expectativas en Latinoamérica y para ello queremos aprovechar que la economía en la zona está creciendo y consolidándose. Hay mucho potencial en esta región del mundo”, dice el ejecutivo.