América Latina ha sido, en la última década, testigo y protagonista de un fuerte crecimiento económico y un desarrollo sin precedentes de sus infraestructuras. Aunque en los últimos años sí se ha notado una desaceleración en las economías latinoamericanas, toda la región continúa avanzando a paso firme y tiene en marcha grandes obras que siguen atrayendo inversión, generando empleo y fomentando el progreso.

Las principales empresas constructoras, de acuerdo a Structuralia.com,  coinciden claramente con las economías más fuertes de la zona y las que tienen un mercado mayor, como son los casos de Brasil y México. No hay que olvidar que el resto de países, como Chile, Perú, Ecuador y Colombia operan en mercados mucho menores y aunque no llegan a ocupar los primeros puestos por su volumen de inversión anual, juegan un importante papel para el desarrollo del sector en su propio territorio.

El panorama para las empresas constructoras latinoamericanas sigue siendo optimista y, en este sentido, la participación del sector privado, la confianza de los capitales extranjeros y la implementación de planes nacionales de infraestructuras por parte de los gobiernos locales tienen un peso decisivo.

América Latina continúa invirtiendo en infraestructuras y, contando solo los 100 mayores proyectos que tiene entre manos para el próximo año, cerrará contratos por un valor de 139.000 millones de dólares. En México con el respaldo del Plan Nacional de Infraestructuras 2014-2018, en Brasil acabado el Mundial de Fútbol pero de cara a los Juegos Olímpicos 2016, y en el resto de países de la mano de los planes de fomento que buscan atraer inversión y ganar competitividad.

A continuación, una infografía con las 20 primeras empresas constructoras de la región, su país de origen, volumen estimado de ventas anuales y principales obras en ejecución o área de actividad.

[[wysiwyg_imageupload:5502:]]