Teherán. Un grupo de embajadores de la agencia de supervisión atómica de Naciones Unidas visitó este sábado un complejo nuclear iraní, reportó la televisión estatal, mientras Teherán acusó a la Unión Europea de perderse una oportunidad histórica al boicotear la invitación.

Irán dijo que la visita, también descartada por China y Rusia también tras ser desalentados por funcionarios de Occidente, buscaba demostrar la transparencia del país sobre su programa atómico antes del inicio de nuevas negociaciones con las grandes potencias.

Teherán invitó a algunos embajadores acreditados por la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA, por su sigla en inglés) a visitar sus instalaciones nucleares.

No invitó a enviados de Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y Alemania, mientras que la UE declinó asistir al evento, diciendo que era tarea de los inspectores nucleares de Naciones realizar tales visitas.

"La UE se perdió una oportunidad histórica para una mayor cooperación con Irán", dijo Ali Asghar Soltanieh, enviado de Irán en la IAEA, en una entrevista con la televisión estatal antes del tour.

Analistas dijeron que la invitación selectiva busca minar la nueva armonía entre los gobiernos de Estados Unidos y la UE por un lado y Rusia y China, por el otro, en las negociaciones de la semana próxima con Irán que pretenden limitar su trabajo nuclear.

Estados Unidos y sus aliados acusan a Teherán de desarrollar secretamente armamento nuclear disfrazándolo de un programa nuclear civil para generar electricidad.

Junto con el Movimiento No Alineado de Naciones en Desarrollo, el grupo de siete enviados comprende a embajadores de Egipto, Venezuela, Siria, Argelia, Omán y Cuba.

Los enviados visitaron la instalación de aguas pesadas de Arak. Posteriormente visitarán Natanz, sitio subterráneo de enriquecimiento de uranio, donde el gas hexafluoruro de uranio (UF6) se inyecta en centrífugas.

Así se fabrica material para alimentar plantas de energía, que si recibe un mayor enriquecimiento puede ser usado para el desarrollo de ojivas nucleares.

Los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU: China, Francia, Rusia, Gran Bretaña y Estados Unidos -que junto con Alemania son conocidos como P5+1 - realizarán una segunda ronda de negociaciones con Irán los días 21 y 22 de enero en Estambul.