Estocolmo. Volvo, el segundo mayor fabricante de camiones del mundo, dijo este miércoles que sus envíos aumentaron en un 44% interanual en mayo, mientras una recuperación de la peor turbulencia global en décadas ganaba fuerza.

El mercado cíclico se ha afirmado en los últimos trimestres en medio de una recuperación general amplia, especialmente en mercados emergentes en Asia y América Latina, pero los problemas de deuda soberana de Europa han sumado recientemente un toque de incertidumbre por la demanda en el mercado nacional de Volvo.

Aunque los incrementos porcentuales son grandes, la recuperación es desde niveles extremadamente bajos.

Alza de mercados.  Volvo, que vende camiones bajo las marcas Renault, Mack, UD Trucks y Eicher como bajo su propio nombre, dijo que sus envíos subieron un 25% en Europa con respecto al año anterior mientras que en Norteamérica treparon un 35%.

En Asia, donde el repunte económico ha sido más firme que en ambos lados del Atlántico y donde Volvo ha fortificado su posición mediante adquisiciones en los últimos años, las entregas aumentaron un 90%, mientras que los envíos en Sudamérica subieron un 71%.

La unidad Volvo Trucks, que vio que las entregas se dispararon un 88% interanualmente en el mes, elevará gradualmente su producción para poder encargarse de la resurgente demanda en Europa y Asia, dijo la compañía en un comunicado.

Volvo, que también fabrica autobuses, equipos de construcción y componentes de espacio aéreo, ha dicho que espera que el duro mercado de camiones crezca en cerca de un 10% en Europa este año y en aproximadamente un 20 a un 30% en Norteamérica.