Santiago. Según datos presentados por Banco Central de Chile, el sector exportador nacional creció en total un 12,7% el año pasado. Alza que se explica básicamente por la expansión de las ventas en la minería, que fueron un 21,8% superiores a las de 2016.

Cuentas alegres gracias al cobre, que sin embargo, contrastan con los números de algunos sectores agroindustriales. Las exportaciones en ese rubro cayeron un 7,1%, impulsados por el bajo precio del dólar.

Marcela Aravena, subdirectora Nacional de ProChile, comentó que esta baja es más bien contable, pero insistió en la necesidad de estabilizar el tipo de cambio.

Si bien los envíos de vino y de la pesca extractiva anotaron números récord en 2017, los datos en general del sector agroindustrial mostraron un retroceso.

El doctor en economía del MIT, Andrés Solimano, señaló que el desafío para el nuevo gobierno es mantener un dólar que no afecte las llamadas “exportaciones no cobre”.

Para 2018 se espera un precio del cobre alto, lo que influenciará el dólar a la baja durante el año. Buenos augurios para la minería, pero preocupación en el resto del sector exportador.

Roberto Fantuzzi, presidente de la Asociación de Exportadores de Manufacturas (Asexma), dijo que Chile carece de una política exportadora común en momentos de dólar bajo.

Según el informe del Banco Central, el destino de las exportaciones chilenas sigue siendo mayormente China, nuestro mayor socio comercial. En segundo lugar aparece Estados Unidos y luego Japón.