Londres. Es poco probable que la firma británica BP decida cancelar sus dividendos, dijo este domingo una persona cercana al tema, mientras la compañía afronta una dura presión de Estados Unidos para suspender los pagos y compensar por el daño causado por el enorme derrame de crudo.

"Estamos considerando varias ideas fuera de eliminar los dividendos", dijo el domingo la fuente a Reuters.

BP podría evadir el dividendo, pagarlo a sus accionistas o enviarlo a una cuenta hasta que las responsabilidades económicas por el derrame de crudo en el Golfo de México estén más claras, indicó la fuente.

Más temprano el domingo, el secretario británico de Relaciones Exteriores, William Hague, dijo que dependía de BP decidir si pagará a sus accionistas.

"Estamos evaluando una serie de opciones, pero es poco probable que la decisión sobre los dividendos sea tomada la semana próxima", señaló una portavoz.

Millones de barriles de crudo están fluyendo en el Golfo de México desde que el 20 de abril estalló una plataforma petrolera, causando la muerte de 11 trabajadores y destrozando un pozo submarino operado por BP.

Las acciones de la firma han perdido casi 40% de su valor desde el inicio del desastre medioambiental y económico.

BP espera que la cuenta total por el derrame sea de entre US$3.000 y US$6.000 millones, pero muchos analistas de mercado aseguran que los costos serán mucho más altos.