Atenas. Algunos camioneros griegos cumplieron este sábado con una orden del gobierno de regresar al trabajo después de una huelga de cinco días, para alivio de las gasolineras, mientras que los funcionarios esperan que el abastecimiento de combustible se regularice.

Los 33.000 camioneros de Grecia han estado luchando contra la medida del gobierno socialista de abrir su profesión y reducir el precio de las licencias para poseer y operar camiones, parte de las reformas estructurales para hacer más competitiva a la endeudada economía.

Los camioneros han alineado sus camiones al costado de las carreteras desde el lunes, con lo que interrumpieron los suministros de combustible durante la temporada de turismo del verano boreal, en un abierto desafío al gobierno.

Su huelga causó largas filas en las gasolineras y afectó a cosechas, importaciones y exportaciones.

"La situación está lentamente volviendo a la normalidad. Más de 250 estaciones de combustible de Atenas y más de 70 en Tesalónica están hasta ahora plenamente abastecidas", dijo un funcionario del Ministerio de Transporte quien declinó ser nombrado.

"Algunos camioneros están regresando al trabajo (...) La marina está ayudando con los suministros a las islas, esperamos que la situación haya mejorado mucho más para el lunes", dijo.

Los camiones cisterna estaban cargando combustible en refinerías clave que no estaban obstruidas por los manifestantes y no se reportaron enfrentamientos.

En tanto, los camiones del Ejército también estaban abasteciendo con combustible a sectores estratégicos, como aeropuertos y plantas de electricidad.

Los transportistas en huelga se arriesgan a ser enjuiciados y perder sus licencias después de que el gobierno invocó el miércoles poderes de emergencia y adoptó una postura dura para ordenarles volver a conducir sus vehículos, al citar riesgos para la salud pública por la falta de alimentos, combustible y medicamentos.

"Apelaremos la orden de movilización el lunes con argumentos legales", dijo a Reuters el jefe del sindicato de camioneros, George Tzortzatos, quien agregó que hasta ahora sólo algunos camioneros habían retornado al trabajo.