Caracas. Quienes recorren comercios dedicados a la venta de electrodomésticos reportan fallas de muchos productos. "Fui a las tiendas más importantes del ramo y no conseguí nada de lo que buscaba para hacer unos cambios en la cocina", comentó una señora que prefirió no dar su nombre.

Carlos Masiá, presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes y Distribuidores de Electrodomésticos (Anafaden), señaló que la reducción de la oferta -que ya se viene presentando desde el 2010- probablemente tiene que ver con la escasez de dólares que afecta al sector.

"Si no comienza a mejorar la fluidez en la entrega de divisas, este año luce bastante complicado para el sector, pues las fallas de ciertos artefactos se pueden ir profundizando", apuntó Masiá.

Indicó que la escasez que se registra comenzando el año también tiene que ver con el tradicional repunte de las ventas de diciembre, mes en el que suelen aumentar las compras, especialmente por el cobro de utilidades que pone un mayor volumen de dinero en los bolsillos de la gente, lo que llevó a una disminución de los inventarios.

Gran deuda. Masiá reportó que, a la fecha, la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) adeuda cerca de US$100 millones al sector y que hay otra deuda pendiente, de un monto similar, de importaciones que se habían hecho a través del dólar permuta, cuyo mercado quedó suspendido.

"Si bien se creó el Sitme, este mecanismo tiene múltiples limitaciones, pues el monto que permite negociar es insuficiente para nuestro sector y sólo se accede si Cadivi no otorga nada en 90 días", comentó Masiá.

Recordó que las ventas de electrodomésticos cayeron entre 30% y 40% al cierre del 2010, por segundo año consecutivo.

Señaló que 2010 fue complicado, debido a la incidencia de múltiples factores, entre los que mencionó la emergencia eléctrica, que afectó los horarios de apertura de diversos comercios en el país, lo que ocasionó una disminución en las ventas.

También influyó la devaluación de 100%, que afectó al sector, y la escasez de divisas, ya que hay fallas en la entrega de certificados de no producción para acceder a Cadivi, se suspendió el mercado permuta y el Sitme no representa un solución para el sector.

Mencionó Masiá que hay bastante expectativa con el funcionamiento de la Bolsa Pública, pues se ha mencionado la posibilidad de que se negocien bonos, lo que podría ser favorable.

Aunque la última devaluación no tuvo que haber incidido en un aumento de los precios de los artículos, desde el año pasado se reportaron importantes incrementos en los costos de los electrodomésticos.