Buenos Aires. La escasez de lluvias en zonas agrícolas de Argentina continuaría en las próximas semanas, como consecuencia del fenómeno climático La Niña, lo que generaría recortes en la producción de maíz y de soja 2010/11, dijeron el martes a Reuters especialistas.

En los últimos días se reportaron en Argentina -un exportador líder de granos- algunas lluvias dispersas e insuficientes para los cultivos, y en el final de esta semana volverían a producirse precipitaciones, pero también serían aisladas e inferiores a lo requerido.

La falta de agua continúa retrasando el avance de la siembra de soja 2010/11, lo que podría obligar a chacareros locales a sembrar el grano de ciclo corto, con rendimientos inferiores, o directamente dejar áreas sin implantar.

"Si no se puede acelerar la siembra (de soja), algunas partes se van a quedar sin sembrar. Esto es lo que se está temiendo", dijo a Reuters Eduardo Sierra, especialista agroclimático de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

No obstante, otro experto consideró que la escasez de lluvias prevista para diciembre no logrará desalentar a los productores, muchos de los cuales recurrirán a la implantación de soja de segunda.

"Es difícil decir que se va a limitar el área porque la gente va a sembrar igual por los precios que tiene la soja", calculó Germán Heinzenknecht, de la Consultora de Climatología Aplicada.

El país sudamericano es el principal exportador mundial de derivados de la oleaginosa y el tercero del poroto de soja, y el Gobierno prevé que la superficie destinada al grano 2010/11 llegue al récord de 18,65 millones de hectáreas.

"Yo creo que el área estimada finalmente se va a completar. Tiene que ser una situación extremadamente grave para que no se siembre", agregó.

La revista Oil World dijo el martes que el clima seco en regiones sojeras de Argentina aún no está causando una alarma seria respecto del estado de los cultivos, pero existe riesgo de recortes en las previsiones de la cosecha 2010/11 de la oleaginosa, a pesar de un incremento en el área de siembra.

Maiz. Con respecto al maíz 2010/11, cuya siembra está cerca de finalizar, el cereal ya implantado está actualmente en buenas condiciones, pero se aproxima a un período crítico de su desarrollo, en el que requiere una carga de humedad que algunas zonas no conseguirían.

"Es mucha agua la que le está faltando al maíz, y en el corto plazo o mediano plazo no se la espera", dijo Heinzenknecht.

"Si no llueve en la primera quincena de diciembre, si esto continúa, el maíz de Entre Ríos y del centro de Santa Fe va a tener recortes de producción, eso seguro", anticipó.

Según datos oficiales, las provincias de Santa Fe y Entre Ríos son la tercera y la quinta que más superficie destinarían al maíz en la campaña 2010/11, respectivamente.

Argentina es el segundo mayor exportador de maíz y el Gobierno espera una cosecha récord del cereal en 2010/11, con 26 millones de toneladas.