Madrid. Una millonaria indemnización presentaron ante Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) un grupo de usuarios que se sintieron perjudicados por el cierre del espacio áereo español durante 20 horas entre el 3 y 4 de diciembre.

Los 5.000 afectados solicitan 10.000 euros (US$13.000) por cada uno. Según relató Javier Cremades, uno de los principales miembros del despacho de abogados Cremades&Calvo Sotelo, se va a reclamar por vía administrativa a AENA y el trámite se realizará durante enero próximo.

Luego que el gobierno español aprobara una nueva reglamentación de los horarios laborales de los controladores aéreos, estos decidieron abandonar sus puestos de trabajo.

La protesta obligó al gobierno a decretar por primera vez en la democracia el "estado de alarma” y la manifestación dejó en tierra a más de 600.000 pasajeros en España.

El jurista explicó que la cifra "va más allá" de la cantidad que tiene AENA (el organismo público que gestiona los aeropuertos españoles,) prevista para paliar los problemas de retrasos o de otro tipo, que es sólo de 600 euros (casi 800 dólares).

En tanto, el fiscal general del Estado español, Cándido Conde-Pumpido, anunció que se propondrán penas de hasta ocho años de prisión por un presunto delito de sedición para los controladores aéreos.