Madrid. Una cabina telefónica de Madrid, que además de ser utilizado como punto de comunicación, se transformó en el primer punto público de recarga para automóviles eléctricos que se habilita en España.

La instalación, desarrollada por la empresa eléctrica Endesa y la compañía de telecomunicaciones Telefónica, permitirá a los usuarios recargar su vehículo mediante una tarjeta prepago que podrán solicitar a través de interntet (vehiculoelectrico@endesa.es).

La cabina está situada en la Ronda de la Comunicación  y será identificable por la imagen de Endesa, aunque las firmas anunciaron que habilitarán nuevas cabinas en los próximos meses.

Según las compañías, estas instalaciones servirán como experiencia piloto para demostrar la viabilidad técnica del proyecto y, posteriormente, que tiene un potencial comercial.

Durante la fase piloto, que finalizará a fines de año, la prestación del servicio de recarga será gratuita y  se hará mediante la tarjeta prepago.

Una vez concluida esta experiencia, se iniciará la explotación comercial de las cabinas, precisaron ambas compañías en un comunicado.