Madrid. El Operador del Mercado Ibérico de la Electricidad (OMIE) ha sido el primer operador europeo en iniciar las pruebas del mecanismo que regulará el futuro mercado eléctrico común, según ha indicado este miércoles en un comunicado.

OMIE comenzó a aplicar el pasado 8 de abril el denominado "nuevo algoritmo" y los sistemas PCR (acoplamiento de precios regionales, por sus siglas en inglés), con los que se maximiza el uso de las interconexiones internacionales, lo que repercute en una armonización de los precios en los distintos países.

Estos sistemas, que actualmente funcionan en pruebas y de forma paralela al sistema antiguo, permitirán el acoplamiento de los mercados a finales de este año o comienzos de 2014.

OMIE ha destacado que la fase de pruebas "se está desarrollando con resultados muy satisfactorios en estos primeros días de funcionamiento".

El proyecto PCR, impulsado por la Comisión Europea, pretende avanzar en la creación de un mercado único de la electricidad, con unos mismos precios en toda Europa, a partir del mejor uso de las infraestructuras actuales.