Madrid. España pretende tener 70.000 coches eléctricos circulando por sus calles en 2012, dijo el martes el presidente José Luis Rodríguez Zapatero, para lo que el país invertirá EUR590 millones en ayudas directas y otros incentivos fiscales.

En la presentación de la estrategia del gobierno para impulsar el coche eléctrico, Zapatero dijo que los vehículos con baterías o enchufables a la red eléctrica serán clave en el futuro para reducir las emisiones contaminantes y la dependencia energética del exterior.

"Simboliza también la senda por la que la política industrial de España debe transitar a partir de ahora: innovación y sostenibilidad", dijo Zapatero en un acto público acompañado de los presidentes de la treintena de empresas que han participado en la elaboración del plan, entre ellas Iberdrola o Repsol YPF.

El gobierno español prepara actualmente una Ley de Economía Sostenible que pretende impulsar una transición hacia un modelo industrial más productivo y tecnológico y menos dependiente del tradicional sector de la construcción.

Como principal medida, el gobierno subvencionará el 20% de la compra de un coche eléctrico hasta un importe máximo de EUR6.000. Actualmente, España tiene unos 2.000 coches eléctricos, la mayoría proyectos piloto.

Otras medidas de apoyo incluyen descuentos y ofertas en la tarifa eléctrica para recargar los vehículos durante la noche y líneas de crédito específicas para desarrollar tecnologías vinculadas al coche eléctrico.

El plan también prevé que España tenga unos 250.000 vehículos eléctricos en 2014, y hasta un millón sumando a los coches híbridos.

Las grandes compañías españolas vinculadas al sector energético, como las eléctricas Iberdrola o Acciona, la petrolera Repsol YPF o la constructora Actividades de Construcción y Servicios cuentan ya con proyectos para entrar en el negocio del vehículo eléctrico.

"Hay un enorme mercado esperándonos", dijo Florentino Pérez, presidente de ACS, en su intervención durante el acto. "Nadie está totalmente seguro de que el coche eléctrico sea el futuro. Pero sí sabemos que el coche de combustión forma parte del pasado".