Madrid. España planea privatizar la gestión de los dos principales aeropuertos del país como parte de una serie de medidas para impulsar el débil crecimiento económico, dijo este miércoles el presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Zapatero señaló en el Parlamento que los aeropuertos de Barajas, en Madrid, y El Prat, en Barcelona, serán gestionados por compañías privadas mediante un sistema de concesión. Ambos aeropuertos se han remodelado y ampliado en los últimos años para absorber el incremento del tráfico de pasajeros en los próximos años.

El Ministerio de Fomento dijo que el plazo de concesión será de hasta 40 años, durante los cuales las adjudicatarias pagarán un canon anual que tendrá que ser superior a los ingresos que generan actualmente esos aeropuertos. El Gobierno prevé que Aena, el gestor aeroportuario estatal, tenga en 2011 unos ingresos de unos EUR3.000 millones.

Los aeropuertos de Madrid y Barcelona suponen alrededor del 40% del tráfico total de Aena, por lo que los ingresos anuales de los dos juntos rondarían los EUR1.200 millones.

Fomento dijo que ya se le han acercado más de media docena de interesados, entre los que se encuentran varias compañías españolas. Algunas de las compañías españolas que podrían estar interesadas serían Ferrovial SA (FER.MC) y Abertis Infraestructuras SA (ABE.MC).

El tráfico del aeropuerto de Barajas cayó en 2009 un 4,7% a 48,44 millones y el de El Prat se redujo un 9,4% a 27,42 millones. Sin embargo, en octubre de este año --último dato disponible-- el tráfico de Barajas subió un 5,4% interanual y el de El Prat se incrementó un 18% interanual.

Junto a la privatización de la gestión de estos aeropuertos, a la que se podrían sumar otros, el Gobierno español pretende vender hasta un 49% del negocio de gestión aeroportuaria de Aena --también se encarga de la navegación aérea-- a inversores institucionales, como fondos de inversión, o mediante la salida a bolsa. En el caso de que hubiera accionistas de referencia, estos tendrían presencia en el consejo de administración.

El Ministerio indicó que valora el 100% de Aena en unos EUR30.000 millones. A este importe habría que descontar unos EUR12.000 millones de deuda. Sin embargo, Fomento dijo que aún no ha determinado el precio de venta de la participación del 49%.

Aena no prevé entrar en beneficios hasta 2014.

El Gobierno también planea vender un 30% de la compañía de loterías y apuestas del Estado, añadió Zapatero. Un portavoz del Gobierno dijo que esa participación se valora en unos EUR5.000 millones.

Las medidas anunciadas por Zapatero buscan impulsar la inversión y el crecimiento después de que la tímida recuperación se estancara en el tercer trimestre, cuando las medidas de austeridad del Gobierno, el elevado desempleo y las débiles exportaciones pesaron sobre la producción.

Zapatero también anunció el fin en febrero de ayudas extraordinarias a los desempleados.

El Gobierno está aumentando su esfuerzos para recobrar la confianza del mercado después de que la prima de riesgo de España --medida como el diferencial de rentabilidad de los bonos españoles a 10 años frente a sus pares alemanes-- alcanzara niveles máximos, lo que aumentó los costes de financiación. El rescate de Irlanda ha provocado turbulencias en los mercados por la preocupación sobre el estado financiero de los países de la periferia de la eurozona.