Madrid. El gobierno español anunció este domingo que recortará sus incentivos para plantas solares de fotovoltaicos (PV) en hasta 45%, en la última medida en afectar al sector fuertemente subsidiado de la energía renovable del país.

Los subsidios han convertido al país en el segundo productor mundial de energía solar, pero el costo total de los incentivos a fuentes renovables aumentó en el 2009 a 6.500 millones de euros (US$8.480 millones) la deuda de las empresas de energía, respaldada por el gobierno.

El Ministerio de Industria informó que la norma contempla un recorte de las primas para nuevas instalaciones del 45% en las de suelo, del 25% para las de techo de mayor dimensión y del 5% para las pequeñas instalaciones de techos.

"La (...) propuesta enviada al regulador de la energía es un proyecto legal que regula y modifica ciertos aspectos del régimen especial del que goza el sector de PV", dijo el ministerio.

A comienzos de julio, España acordó con asociaciones de energía renovable la reducción de subsidios para energía eólica y termosolar.

Los subsidios atrajeron a grupos de PV extranjeros y nacionales y los recortes podrían afectar a grandes empresas de energía renovable como la española Abengoa y Solaria, a la alemana Q-Cells, a la china First Solar, que transan en Nasdaq.

España tendrá una capacidad estimada de PV al cierre del 2010 de 4.021 megavatios.