Cancún, Qroo. Tras recibir la anuencia por parte de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), el grupo español Aldesa, a través de su filial Aldener, inició los trámites para la construcción de los parques eólicos Chacabal 1 y 2, en los municipios de Motul y Cansahcab, en Yucatán.

Ambos proyectos tendrán la capacidad conjunta de generar 60 megawatts (MW) de potencia, que corresponde a una producción anual estimada de 114.96 GWh. Instalarán en su conjunto 60 aerogeneradores en predios de más de 400 hectáreas cada uno.

La CRE dio luz verde al proyecto para el 19 de junio del 2014, y en diciembre del año pasado la empresa ingresó la Manifestación de Impacto Ambiental a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), para la aprobación de los proyectos Central Parque Eólico Chacabal 1 y 2.

La actividad otorgada a la empresa por la CRE consiste en la generación de energía eléctrica con una capacidad de instalar hasta 30 MW por cada uno de los dos parques, cuya producción será destinada para su venta a la Comisión Federal de Electricidad.

Los parques eólicos Chacabal 1 y 2 serían los primeros en su tipo en la península de Yucatán, pues ha habido intentos anteriores como el Parque Eólico de Cozumel en Quintana Roo y el Parque Eólico de Dzilam Bravo, que fueron frenados por la incompatibilidad de los proyectos con los ordenamientos ecológicos de las localidades

El programa de obras que le fue aprobado a la permisionaria iniciará en abril del 2015 con la preparación del sitio, que incluye la construcción de las obras civil y electromecánica, para continuar con la construcción de la subestación de energía eléctrica, así como de la línea de transmisión, y finalizará con el montaje de los aerogeneradores, la interconexión con el Sistema Eléctrico Nacional y las pruebas correspondientes.

Así, la puesta en operación comercial será en febrero del 2016, según se lee en el título de permiso emitido por la CRE el 19 de junio del 2014.

Trayectoria en México. Grupo Aldesa es de origen español con siete años de presencia en el mercado mexicano como empresa dedicada al rubro de la construcción. Entre sus proyectos más emblemáticos destaca su participación en la autopista Durango-Mazatlán, la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de San José del Cabo, en Baja California Sur, y el Edificio Tecnopolo en el estado de México, entre otros.

Su filial Aldener tiene presencia en Europa del Este, Estados Unidos, Sudáfrica y América Latina, dispone de más de 260 MW en operación, y desde finales del 2012 se dispone de una producción eléctrica de 710 millones de kWh y más de 800 MW, según se lee en su página de Internet.

Los parques eólicos Chacabal 1 y 2 serían los primeros en su tipo en la península de Yucatán, pues ha habido intentos anteriores como el Parque Eólico de Cozumel en Quintana Roo y el Parque Eólico de Dzilam Bravo, que fueron frenados por la incompatibilidad de los proyectos con los ordenamientos ecológicos de las localidades donde pretendían construirse.