ElEconomista.com.mx. A pesar de los problemas económicos que ha enfrentado Europa, la española Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) está lista para participar en las licitaciones de construcción y operación de los proyectos de trenes de pasajeros, valuados en más de 95.000 millones de pesos (US$7.055,4 millones), dijo su director comercial en México, Román Aragón.

“La salud financiera de la empresa es buena, por eso también estamos buscando participar en proyectos en Oceanía o Asia”, comentó. Como parte de dicha proyección, el próximo mes estarán por primera vez en Dubai para participar en el Middle East Rail.

Como logro en noviembre pasado, junto con la canadiense Thales, CAF se adjudicó un contrato por US$451 millones en Chile para fabricar y dar mantenimiento a trenes del Metro de 
Santiago de Chile.

En entrevista, el directivo insistió que la relación con bancos nacionales e internacionales se encuentra en “un buen momento” y que no representará ningún obstáculo; sin embargo, no detalló el monto que podrían destinar de inversión, ya que ello dependerá de la manera en que el gobierno federal presente las licitaciones.

Desde su llegada a México, CAF ha invertido 12.000 millones de pesos (US$891,2 millones) y sus trenes están presentes en la ciudad de México, Monterrey y Estado de México, con su filial Ferrocarriles Suburbanos, que en el 2007 ganó su primera concesión para construir y operar un tren de pasajeros.

“Este país es un socio estratégico, fue al primero que llegó al salir de España y es relevante por su estabilidad macroeconómica y su marco regulatorio”, agregó Aragón, quien refiere que cuentan con la capacidad para estar presentes en los trenes México-Toluca, México- Querétaro y el Transpeninsular.

Interés por el transporte. Al igual que otros fabricantes de trenes como Alstom y Bombardier, CAF está a la espera de la publicación de las licitaciones de lo que será el gran proyecto de transporte del actual gobierno federal, pero éstos deberán competir con otros proyectos de infraestructura y energía que también se desarrollarán.

“Estoy seguro de que las autoridades tienen acotado cuánto y cómo quieren invertir en cada sector. En cierta medida son cuestiones complementarias. No podemos hablar de proyectos de movilidad sin energía”, comentó el Director Comercial de CAF.

Aragón destacó la labor de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) de estrechar relaciones con los fabricantes y constructores, nacionales e internacionales, interesados en los trenes, porque se han compartido experiencias técnicas de los países en donde están presente y eso dará certezas, por ejemplo, en materia de flujos de pasajeros.

Desde su perspectiva, sería adecuado que las licitaciones se dividan en dos bloques: uno que incluya las obras civiles y otro que incluya material rodante, sistemas de comunicación, señalización, operación y mantenimiento, como ocurre en otros países con experiencia en el sector.

Por lo pronto, el equipo de administración de CAF está a la espera de que se publiquen las bases de licitación.

* Lea además en ElEconomista.com.mx Japón registra déficit comercial récord en 2013