Madrid.  La empresa española del sector energético Cepsa anunció este viernes que su beneficio neto en 2013 bajó un 7%, hasta 533,8 millones de euros (unos US$742,6 millones), lo que achaca a la caída de la demanda y de los márgenes de refino.

En un comunicado publicado este viernes, Cepsa indica que ha visto reducido el beneficio pese a que se anotó unas plusvalías de 260 millones de euros (US$361 millones) en 2013, como resultado de la venta de su participación en el oleoducto colombiano Ocensa y en la compañía española CLH.

Sin estas plusvalías, el beneficio neto se habría desplomado un 52%, según la petrolera.

Cepsa facturó un 4,3% menos el pasado año, hasta 27.583 millones de euros, y el 66% de su resultado neto procedió de actividades desarrolladas fuera de España.

El resultado neto ajustado, que calcula la variación de los inventarios a coste de reposición y elimina los elementos no recurrentes, se situó en 370,7 millones de euros (US$515,7 millones), lo que supone una caída del 33%.

En 2013 Cepsa invirtió 926 millones de euros, 192 millones más que el año anterior, de los que un 42% se dedicó a exploración y producción.

La petrolera cerró el ejercicio con una deuda financiera neta de 825 millones de euros.