Madrid. El consejero delegado de la española FCC, Juan Béjar, ha avanzado hoy que la compañía estudia acometer nuevos ajustes de plantilla y de estructura a lo largo de 2014 y 2015 sin medidas traumáticas y ha apuntado además a un "inevitable" cierre de fabricas de cemento para hacer frente a la caída de la demanda.

En una rueda de prensa para presentar los resultados del grupo correspondientes a 2013, el primer ejecutivo de la compañía ha subrayado que le parece mucho una plantilla de estructura (corporación central y unidades de negocio) de 2.189 trabajadores y que sigue pareciendo que esta cifra tiene margen de mejora y corrección a fin de cumplir los objetivos de reducción de costes.

"ERES y ERTES de contenido traumático no creo que tenga porqué haber", ha señalado.

Con respecto al proceso de venta de la participación que comparten con Bankia en la inmobiliaria Realia, Béjar ha indicado que está mucho más avanzado que otras desinversiones ya que se han recibido ofertas no vinculantes y se ha iniciado el proceso de "due diligence".

De hecho, el fundador de Inditex, Amancio Ortega, ha mostrado su interés en adquirir a FCC y Bankia la participación que ostentan en Realia. Entre las firmas atentas al proceso se encuentra también la francesa Axa Real Estate el fondo estadounidense de capital riesgo Oaktree Capital o Blackstone.

Con respecto a Globalvía, ha explicado que el proceso acaba de empezar ahora y que están empezando a trabajar en un proceso conjunto junto a Bankia, mientras que en el caso de Yoigo, no tiene porqué darse un proceso sincronizado junto a otros accionistas, entre los que se encuentra ACS.

Con respecto al dividendo, Béjar ha reiterado que no está entre los planes a corto plazo de la compañía y que sólo se planteará cuando la deuda/ebitda esté entre 5% y 4%.

"No se puede poner un año, intentaremos que el tiempo sea el más corto posible", ha señalado.

Asimismo, ha asegurado que la actividad de la construcción va a seguir cayendo y que está previsto que se cierre próximamente la financiación para que den comienzo los trabajos para la construcción del puente sobre río Mersey en Liverpool, un proyecto valorado en 700 millones de euros (US$957 millones).

Con respecto a las provisiones por contratos, están relacionadas con obras en Argelia, Canadá y Panamá, donde dos obras no tienen las cuentas equilibradas y ya se han presentado todas las reclamaciones pertinentes.