Gaes, la empresa líder en España en el sector de la corrección auditiva, planea reforzar su presencia internacional con la apertura, en un plazo de dos años, de sus primeros centros en Colombia, Perú y Panamá.

La compañía, que actualmente está presente en España, Portugal, Turquía, Chile, Argentina y Ecuador, quiere focalizar en Latinoamérica su plan de expansión exterior, que llevará a cabo bien a través de la apertura de tiendas propias o de alguna adquisición, como ya hizo el pasado año con la ecuatoriana Audiovital.

En cualquier caso, el consejero delegado de Gaes, Antonio Gassó, asegura que el crecimiento que experimente la firma será "sostenible" y "prudente", porque la marca es "sinónimo de calidad, profesionalidad y de hacer bien las cosas".

Fundada en 1949 por José María Espoy y Juan Gassó, Gaes es una empresa de capital cien por cien familiar que cuenta con una red de 600 centros auditivos, 500 de ellos en España y un centenar en el extranjero, y una plantilla de unos 1.600 trabajadores.

Gaes prevé cerrar este año con una facturación de 187 millones de euros, entre 6 %y 7 % más que en 2013, una cifra que espera incrementar en el mismo porcentaje en 2015.

Aunque ya hace años que Gaes opera en los mercados internacionales, el negocio exterior del grupo representa a día de hoy únicamente el 15% de la facturación.

Con su apuesta por la llegada a nuevos mercados y su reforzamiento en los países en los que ya está presente, Gaes quiere dar la vuelta a esta situación y lograr que en un plazo de unos cinco años el negocio exterior suponga el 30% de su cifra de negocio.

En este sentido, la compañía quiere aumentar en 50% su red de establecimientos en el extranjero, pasando del centenar actual a unos 150.

Antonio Gassó afirma que la prioridad de expansión es Latinoamérica, aunque la empresa no quiere cerrar la puerta a otras alternativas. "No descartamos opciones en otros países, pero el mundo es muy grande y es importante estar focalizados", advierte.

Más allá de los mercados exteriores, Gaes también quiere afianzar su presencia en España, donde tiene tiendas en todas las ciudades de más de 40.000 habitantes y donde prevé seguir abriendo entre 15 y 30 centros anuales.

Gaes, que controla toda la cadena de valor del producto, desde su desarrollo y fabricación hasta su comercialización, vende unos 200.000 audífonos al año y cuenta con más de 500.000 clientes en todo el mundo.

Gassó es consciente de que Gaes tiene un posicionamiento "privilegiado" y remarca que el objetivo es seguir invirtiendo en marca, en calidad del servicio y en investigación y desarrollo (I+D), una área que considera prioritaria y a la que sólo el último año ha destinado más de 850.000 euros.

El departamento de I+D de Gaes está formado por un equipo de una veintena de profesionales, que diseñan y desarrollan soluciones para crear cada vez dispositivos más pequeños y de mayor calidad.

Antonio Gassó explica, en este sentido, que cada vez existe una actitud menos reticente al uso de audífonos, que ya no es visto como un artículo obsoleto, sino "atractivo, moderno y de diseño" y que reporta, además, calidad de vida.

"Se está perdiendo el estigma a llevar este producto en la oreja", apunta Gassó, que celebra que este "cambio cultural" haya posibilitado que cada vez gente más joven esté dispuesta a llevar un dispositivo que, en su opinión, "no es un lujo, sino una necesidad".