Bogotá. El informen de la Contraloría General que señala a la Electricaribe de haber causado un millonario daño patrimonial al Estado al usar indebidamente subsidios dirigidos a usuarios de estratos bajos, fue rechazado de forma categórica por la compañía española Gas Natural Fenosa.

El citado informe detalla que la filial de Gas Natural Fenosa había dado otro uso a a 216.894 millones de pesos (unos US$72 millones) que le habían sido otrogados por el Fondo de Energía Social (FOES) como parte de un subsidio a familias pobres, publicó El Espectador citando a la agencia EFE.

En su defensa, la compañía española insitió que el informe no se corresponde con la verdad. "Gas Natural Fenosa, en su condición de accionista mayoritario de Electricaribe -hoy intervenida y bajo administración del Estado colombiano-, no puede sino rechazar de manera categórica las conclusiones del presunto informe, por no corresponder a la verdad", afirmó la empresa en un comunicado fechado en Madrid. 

Gas Natural Fenosa explicó que todos los recursos FOES aportados por el Ministerio de Minas y Energía a Electricaribe "fueron rigurosamente aplicados (...) al consumo de energía de los usuarios residenciales de los estratos 1 y 2" de los barrios subnormales de su área de operación "con el fin de asegurar su acceso al servicio, como lo estableció la ley".

El comunicado agrega que "En cualquier caso, Gas Natural Fenosa nunca ha recibido dividendos de Electricaribe, por lo que resulta a todas luces falso afirmar que Gas Natural Fenosa se ha enriquecido con la operación de una compañía de la que no ha recibido un centavo en utilidades".

Gas Natural informó que  estas situaciones "serán puestas de manifiesto" ante el Tribunal de la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional (Uncitral) al cual Gas Natural recurrió para reclamar a Colombia más de US$1.000 millones por la liquidación de Electricaribe.