Barcelona. La empresa barcelonesa de golosinas Happy Pills abrirá en breve dos nuevas tiendas en Madrid y Palma de Mallorca y tiene previsto incorporar nuevos locales en régimen de franquicia a partir de este mismo año en las ciudades de Nueva York, Londres, París y Estocolmo, informa la compañía.

Happy Pills nació en Barcelona en el año 2007 y cuenta actualmente con cuatro espacios propios en Barcelona, Zaragoza y Bilbao, a los que se añadirán próximamente los de Madrid y Mallorca.

La empresa, que facturó 1,5 millones de euros (US$1,95 millones) en 2012, un 7% más que el año anterior, acaba de poner además en funcionamiento un centro logístico de 400 metros cuadrados en Badalona (Barcelona) para optimizar la trazabilidad de su producto y apoyar su proceso de crecimiento nacional e internacional a través de tiendas propias y franquicias.

La firma, caracterizada por el diseño de sus locales, inspirados en farmacias, prevé además lanzar dos nuevas líneas de productos: golosinas sin gluten y sin azúcar.